El Ministerio del Interior ha aprobado el protocolo sobre medidas policiales a adoptar frente a agresiones a profesionales de la salud, que tiene por objetivo establecer un procedimiento de actuación común para las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

La reunión entre la Organización Médica Colegial y su Observatorio Nacional de Agresiones con el Ministerio del interior durante el pasado mes de marzo fue clave para la puesta en marcha de este protocolo de actuación. En esta reunión también participaron representantes del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad y el Observatorio de Seguridad Integral en Centros Hospitalarios para abordar esta situación.

La Instrucción 3/2017, de la Secretaría de Estado de Seguridad, sobre medidas policiales a adoptar frente a las agresiones a profesionales de la salud marcará los pasos a seguir para asegurar los trabajos de prevención e investigación de la comisión de ilícitos penales a profesionales sanitarios en los centros médicos o con ocasión de su labor, con la finalidad de reducir la incidencia delictiva y mejorar la sensación de seguridad del personal que trabaja en los mismos.  

Según datos del Observatorio Nacional de Agresiones a Médicos de la Organización Médica Colegial (OMC), las agresiones a personal sanitario han pasado de 350 a 500 en los últimos años, marcando una tendencia al alza como marca también marca el informe de la Comisión de Recursos Humanos del Sistema Nacional de Salud del Ministerio de Sanidad Servicios Sociales e Igualdad correspondiente al 2014. 

Creación de la figura del ‘Interlocutor Policial Territorial Sanitario’

Esta nueva medida pretende potenciar una comunicación más fluida entre las organizaciones que permita atender las preocupaciones de los profesionales, lo que se presenta como un elemento eficaz de prevención.

Estas medidas son imprescindibles también para poder detectar la posibilidad de que se produzca una agresión contra un profesional sanitario, así como para determinar las medidas policiales de protección que deben ser adoptadas, siempre de manera personalizada e individual.

El protocolo permitirá responder de manera coordinada y eficaz a las cuestiones relacionadas con la protección de los profesionales de la salud y su entorno, fortaleciendo la cooperación policial con las autoridades sanitarias en sus actuaciones para mejorar la seguridad en el ámbito de centros médicos, reforzando el conocimiento y confianza en los Cuerpos policiales.

Medidas para la prevención y la investigación: formación

Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado diferenciará los centros médicos que disponen de medidas o medios de seguridad permanente, de aquellos que carecen de los mismos. También clasificarán por riesgo la acción delictiva y dejarán constancia de los lugares de ubicación de cada uno de los centros médicos existentes en cada demarcación policial para su correcta integración con los planes de seguridad.

También se realizarán actividades formativas dirigidas a los profesionales de la salud sobre la prevención y autoprotección haciendo también especial hincapié en las cometidas sobre dicho colectivo a través de redes sociales (usurpación de identidad, injurias, calumnias…), procurando fomentar e impulsar la interposición de denuncias por partes de los profesionales de la salud. 

La figura de los ‘Interlocutores Policiales Territoriales Sanitarios’ serán desarrolladas por expertos designados por las diferentes Unidades de las Direcciones Generales de la Policía y de la Guardia Civil, teniendo en cuenta su propia estructura orgánica y territorial, el volumen de la actividad policial concreta en esta materia y sus particularidades. Estos expertos asumirán la responsabilidad de la coordinación, cooperación, desarrollo y ejecución de las actuaciones relacionadas con cualquier manifestación de violencia o intimidación a personal sanitario en el ámbito territorial que les sea propio. 

agresiones 0

 

Departamento de Comunicación

Ilustre Colegio Oficial de Médicos de Cuenca

Joomla templates by a4joomla